Blogia
MACONDO

"La joven de la perla" en el cine.

‘‘LA JOVEN DE LA PERLA’’, una hermosa sorpresa en la Sección Oficial

Mercedes Cerviño. San Sebastián. (Efe). 25 de septiembre de 2003.

De hermosa sorpresa se puede calificar la película británica La joven de la perla, adaptación al cine del best seller del mismo título, que compitió ayer en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián, junto a la cinta francesa Crepúsculo rojo, protagonizada por Marisa Paredes.

La joven de la perla supone el debut en la dirección de Peter Webber, un cineasta británico curtido en los telefilmes para televisión, que se ha rodeado de un equipo técnico impresionante, formado por el director de fotografía Eduardo Serra, candidato al Oscar por Las alas de la paloma, el diseñador de producción Ben Van Os, que trabajó en Orlando y la peluquería y maquillaje de Jenny Shircore, ganadora del Oscar por Elisabeth.

De esta forma, la traslación a la pantalla de la novela de Tracy Chevalier -editada en 1999 y de la que se vendieron más de dos millones de ejemplares- da como resultado una serie de imágenes que son preciosistas ilustraciones semejantes a los cuadros de Vermeer, el pintor holandés que en 1665 pintó el cuadro La joven de la perla inspirador de la novela.

En la novela, la autora recopila los pocos datos que hay sobre la vida de Vermeer para crear el personaje de la misteriosa mujer que inspiró el cuadro. Se trata de Griet, una joven que tras un accidente que deja a su padre ciego, debe ponerse a trabajar como criada en casa del famoso pintor, encarnado por Colin Firth.

Gradualmente, Griet atrae la atención de Vermeer pues, a pesar de su diferencia de clase social y educación, el gran maestro descubre en la joven criada un talento intuitivo para entender el color y la luz, de forma que va envolviendo a la joven en el misterioso mundo de sus pinturas.

Vermeer era un pintor cuidadoso que tardaba varios meses en dar por terminado un cuadro, por lo que le era difícil mantener el acomodado nivel de vida a que su familia está acostumbrada, de ahí que sea su suegra la que, intuyendo la atracción surgida entre el pintor y la criada, propone que la pinte a solas, atrayendo con ello los celos de la esposa del artista y los deseos del maquiavélico patrón del artista.

La película recrea minuciosamente los escenarios de la pintura holandesa del siglo XVII, mientras que la historia de amor entre el artista y su modelo es presentada de una manera sutil, huyendo de los tópicos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres